Manuel Molina

Manuel Molina
Retrato de Ramón Palmeral 2017

viernes, 10 de marzo de 2017

"El canto insoportable", poema de Manuel Molina en "Hombres a la deriva", ilustra Palmeral





                       (El canto insoportable, por Palmeral)




3

EL CANTO INSOPORTABLE


 Hasta cuándo esa música sin ojos,
 sin sonrisas, ni gracia, ni soltura,
 que envuelve de pesar nuestra presencia
 y enturbia nuestro anhelo noble y puro?
 Hasta cuándo esa jerga sin sentido
 de algodón y de plumas, suavemente,
 que acarician el vello prematuro
 de tanto adolescente transnochado?
 Hasta cuándo esa mísera palabra
 rebuscada y viuda, sin semilla
 de verdadera luz que la levante?
 Estamos ya cansados y molidos
 de oír tanta vejez, tanta carcoma
 como susurra el viento de estos días,
 como se escucha siempre, siempre, siempre.

 Hora es ya de que venga el vigilante
 y disperse la murga, y que la noche
 vuelva al silencio grande de sí misma,
 con su sonoro ser de terciopelo.
 Hora es de que vuelvan a la tierra
 los que han de labrarla, los que deben
 coger el azadón, el pico o pala,
 y ganar con sudor el pan que comen.
 Hora es de que vuelva cada uno
 a ocupar su lugar, ni más ni menos,
 y suene el yunque y la garlopa afine
 el fresco corazón de la madera.
 Es necesario que los hombres sepan
 que han de volver al tajo de su origen
 y empezar la labor cuando la aurora
 afile su cristal por las espaldas.
 Es necesario darle a cada día
 su importancia vital, su flor madura,
 el esfuerzo que alienta y vivifica.
 Estamos ya cansados de ver hombres
 babeantes y enanos como el musgo.
 Es necesario levantar la sangre,
 besar la melodía de las hojas
 y escuchar el rumor de tierra adentro.

Manuel Molina
Poemrario "Hombres a la deriva" 1950
Colección Ifach Alicante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada