Manuel Molina

Manuel Molina
Retrato de Ramón Palmeral 2017

miércoles, 15 de marzo de 2017

"Carta abierta a Miguel Hernández", tres sonetos de Manuel Molina, en "Hombres a la deriva",1950














                      11

CARTA ABIERTA
A
1
A tu ausencia eternal se va mi grito,
 mi querido Miguel, amigo mío,
 hermano de mi voz, y ésta te envío
 porque ya con fervor lo necesito.

 Desde este mundo triste donde habito
 —donde habita conmigo el gris más frío-
 cuatro letras de sangre —lo más mío—
 a tu clamor valiente te remito.

 Cantar para contar cuanto nos pasa
 es nuestra servidumbre, nuestra gloria,
 nuestro temblor de surco o de barbecho.

 La tierra está deshecha, mustia, rasa;
 todo es residuo y sal, todo es escoria
 de plomo que aprisiona nuestro pecho.


2


 AQUÍ viven los ángeles del luto,
 aquí mueren los hombres cada día
 con la cadena al hombro y la agonía
 saliéndose a los ojos como un fruto.

 Aquí, más que pequeño, es diminuto
 el corazón que antes se sentía;
 el yugo de la frente que se erguía
 señalado está aquí como en el bruto.

 Un paraíso de terror se agita
 entre cuatro paredes misteriosas
 que estrangulan la sed de ver el mundo.

 Se necesita hiel, se necesita
 coraje de serpiente sinuosa
 para cruzar un charco tan inmundo.

3
ESTAS a la otra orilla de la Nada,
has encontrado el bien de lo futuro,
 no sabes de esta vida desligada
 de todo lo más noble y lo más puro.

Tu vida con tu muerte está ganada,
 no has pasado el camino más oscuro
 de toda una existencia atormentada:
 has arribado a puerto bien seguro.

 No he de clamar ni en un solo lamento
 por la amistad partida en dos abrazos,
 y me siento feliz, alegremente.

 Yo sé que has de volver, yo ya presiento
 anillada tu voz en fuertes lazos
 para unirme a tu ser eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada